Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

La historia del Archivo que guarda la memoria UNAL

La historia del Archivo que guarda la memoria UNAL

Pulse el cursor sobre la imagen para explorarla.

 

En el Día Nacional de los Archivos y los Archivistas recordemos cómo llegó la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá a contar con uno de los archivos más prestigiosos y grandes del país.

 

Por Gabriel Escalante Guzmán
Coordinador de Consulta del Archivo Central e Histórico de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá.

 

La Universidad Nacional de Colombia es hoy heredera directa de muchos de los desarrollos en educación superior que se lograron a lo largo de los siglos XIX y XX en nuestro país.

Cuando la Institución se conforma y consolida en el año 1867 absorbe el interés por una educación en su momento llamada moderna, separada de la antigua y tradicional educación religiosa y legalista que impidió, en muchos aspectos, el crecimiento y desarrollo del país como Nación.

La ley 66 del 22 de septiembre de 1867, que crea la entonces Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia, incorpora en su organización otras Instituciones que en su momento se consideraron independientes, como un engranaje sin sentido ni unidad.

La Biblioteca Nacional, el Hospital de Caridad, el Gabinete y el Observatorio Astronómico fueron solo tres de aquellas dependencias heredadas de la colonia e incorporadas a la recién creada Institución. Desde el primer momento, se consolidó su Archivo como instrumento de Gestión, pero también de conservación de la Memoria. Archivos que hoy, 153 años después, heredamos y conservamos con celo y cariño.

En sus inicios, este archivo no era central, debido a que obedecía a las necesidades de antiguas escuelas que funcionaban casi de manera independiente, bajo diferentes rectorías. En 1935 el gobierno liberal de Alfonso López Pumarejo promulga la Ley 68, que establece un Estatuto Orgánico en la reorganización de una Universidad Nacional unificada y sólida.

En ese momento se da un nuevo aire a una Universidad ya histórica. Se compran los terrenos para la futura Ciudad Universitaria y se consolidan sus componentes académico y administrativo.

Archivos más organizados

En 1936 se organiza la Sección de Archivo y Cartero dependiente de la Rectoría. Aún entonces la Universidad era pequeña y provinciana, alejada del centro de la ciudad. Pasan veintiocho años para que en 1964, en el marco de la reforma adelantada por el entonces rector José Félix Patiño, se consolide el Grupo de Archivo y Correspondencia dependiente de la antigua División de Servicios Administrativos.

En respuesta a la complejidad de una Institución ya establecida y en crecimiento, en 1977 se crea la División de Archivo y Microfilmación, pensando en la necesidad de conservar y sistematizar formas de reproducción documental, en beneficio de un Archivo sólido y de la Memoria Histórica de la Institución.

Como consecuencia de un plan de Microfilmación que no trascendió, se cambia en 1988 el nombre a División de Archivo y Correspondencia, adscrito a la Secretaría General. Ya respondiendo a las complejidades de producción documental al interior de la Institución y a las directrices que se hacen más fuertes y estrechas entre el Archivo General de la Nación y los Archivos de la Universidad se crea en 2014 la actual División de Gestión Documental, adscrita a la Secretaría de sede.

Para entonces, se consolida el trabajo de organización al interior de la Institución, así como sus mecanismos técnicos y teóricos que permiten un archivo sólido ligados a las llamadas Tablas de Valoración Documental (TVD) y a las Tablas de Retención Documental (TRD).

Además, se implementan inventarios documentales, catálogos y transferencias documentales. Se crea y consolidan laboratorios de restauración y sistemas de reprografía y depuración documental.

En 2015 el Archivo de la sede Bogotá logra tener sus propias instalaciones con la adaptación de un antiguo edificio renovado. Este es, en términos generales, un rápido panorama histórico de lo que hoy se constituye en una dependencia de la Universidad fundamental en su organización y en la consolidación de un Archivo moderno, acorde con las necesidades y exigencias de la realidad Institucional y de la Nación.

Ir al contenido